Peces voladores

Porque la vida está llena de contrastes…
Al resplandor del dia le sucede la oscuridad de la noche, al fuego de la pasión la calma del rescoldo, al frío el calor y a mí, que estando en un pueblo de Córdoba, viviendo instantes dolorosos por una defunción, recibo la llamada de Rosa Gil de RNE4 para comunicarme que mi relato “Peces voladores” es ganador en el Concurso Wonderland de esta semana.
Porque una alegría se hace más grande cuando es inesperada.


PECES VOLADORES

En los meses posteriores no fui capaz de volver a entrar. Cuando lo hice, tuve la sensación de que las cosas tenían más vida que las personas, porque, aunque inertes, permanecían. Allí estaban la goma de borrar, el plumier con los rotuladores, los estiques de madera y la lupa, que él la creía mágica. La cogí y miré a la cara del pez volador, inacabado, de plastilina. Me di cuenta de que estaba llorando. Lo acurruqué entre mis manos, pero el aleteo desesperado de sus alas no cesaba y entonces, apreté con fuerza. Igual que mi hijo, dejó de sufrir.



Relato GANADOR del concurso de Microrrelatos de Wonderland, de RNE 4 dirigido por Rosa Gil, en coordinación con Jordi Muñoz director de la Escola de escritors del Ateneu de Barcelona.

Puedes escuchar el audio del programa en este enlace:
Peces voladores - Wonderland
Puedes acceder a leer todos los relatos en este enlace al blog de Wonderland



Comentarios

  1. Moltíssimes felicitats Anna!!! Es un relat dur pero molt encertat.Genial!!!
    Un premi just i merescut. un abraçada

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Ana. Me ha encogido el alma!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares