De tal palo...


DE TAL PALO...

El premio a la mejor trayectoria profesional lo ha recibido mi padre. Su prestigio es notable. Ama su trabajo pero su pertinaz entrega nos resta atención a mi madre y a mí.
Hoy, cosa inusual en él, me ha preguntado en qué curso estaba de carrera, le he contestado— en cuarto de primero. Y con una palmadita en la espalda me ha sonreído.
No se entera. Ni si le registro su despacho o si le vacío los bolsillos del pantalón.
Lo que no se cómo reaccionará cuando le confiese, por escrito, que dejo mis estudios y me fugo con la del tanga rojo que encontré escondido en su cajón.
Con esa braguita ataré la nota para que resalte entre tanta carpeta amontonada que tiene sobre su mesa.


Microrrelato publicado en Diario Sur de Málaga  28 de agosto

Comentarios

  1. Está claro que no se puede estar en todo todo a la vez. Algunas personas destacan mucho en una faceta, pero lo hacen a costa de dejar otras muchas desatendidas, incluidas personas. El mérito reside en permanecer en el mundo y hacerlo todo razonablemente bien.
    Un abrazo, Anna

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares