Mi padre, mi maestro

Mi PADRE, MI MAESTRO


Cuando le respondí que quería estudiar abogacía para tener fama y ganar dinero como él, su semblante cambió.
Mi respuesta le pareció una zarandaja del pensamiento. Simple y banal. Me instó a reflexionar con una perorata de las suyas.
— Ser aspirante a la abogacía es ir más allá de la teoría que se estudia en los libros, algo más profundo. La abogacía es una vocación. Defender en el desarrollo procesal, con absoluta transparencia, la independencia y la objetividad. Si esto no lo entiendes, desiste de tu decisión.
No solo me embebí de la técnica, también de la disciplina, y sobre todo de la abogacía como arte, el arte de ser mejor persona. Llevo sus palabras dentro, en el disco duro de mi corazón. Sentada en su butaca, frente a su mesa, en su mismo despacho y con su misma honradez.

Palabras obligadas: disco, aspirante, procesal, zarandaja, independencia

FINALISTA del Concurso de Microrrelatos de Abogados.

Comentarios

  1. Enhorabona!!!!Saps Anna, diuen que "de tal palo tal astilla" i aixó es el que amb transmet aquest relat.Petons, Montserrat

    ResponderEliminar
  2. Bella evocación de tu padre... En unos tiempos en que la honradez es un bien demasiado escaso...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Anna, tu padre te dio un buen consejo. Vocación casi siempre ha sido ligada a lo religioso, pero de hecho, una vocación es una forma de vida, de entender y de ser ante las necesidades interiores y exteriores que los demás necesitan y en una misma persona puede haber más de una vocación.
    Te dejo un gran beso de ternura.
    Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Preciosos homenaje al progenitor. Muy hermoso.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  5. Anna precioso como siempre.
    Te he dejado un comentario (ni idea de donde) en el que te comentaba que la GEPAC organiza un concurso de relatos relacionados con el cancer por si querias echarle un vistazo y porque escribes maravillosamente. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  6. Honradez, integridad, ejemplo y homenaje merecido.
    Felicidades Anna

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares