Estampita a la fuga

ESTAMPITA A LA FUGA

Las amontona sobre la mesa. A San Judas Tadeo, patrón de los imposibles, le pide que regrese su mujer; besa la de la Virgen del Carmen y pide por su hijo alistado en la Marina; busca la de San Benito y le ruega que interceda por su hija, que no la ve desde que trabaja en un local de dudosa reputación.
De repente, del montón se escapa por encima de la mesa, precipitándose por las faldas de la camilla, la de la Virgen de la Buena Muerte. De soslayo percibe la maléfica mirada de su suegra sentada frente a él.

Microrrelato FINALISTA en el Concurso de Wonderland de RNE4, conducido por Rosa Gil y Jordi Muñoz director de la escuela de escritores del Ateneu de Barcelona

"Dicen que todas las suegras 
son muy buenas en el fondo, 
en el fondo de un estanque 
de tres mil metros de hondo".

Comentarios

  1. Sólo ha faltado la petición a la última Virgen. Leyenda o no, qué mala fama tienen las madres políticas y qué buen humor negro el tuyo.

    ResponderEliminar
  2. Es un placer leerte y haberte encontrado

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares