dissabte, 14 de febrer de 2015

Maléfica aparición. Resumen de mi participación en el concurso de microrrelatos de Wonderland

Tengo muy buenos recuerdos de Wonderland y su concurso.
Fui finalista en varias ocasiones con los relatos: Cuando el texto habla, Todo queda en familia, Ellas deciden, Condenado a vivir, Resolviendo temas, Las ideas inquietas y gané una vez con Muda.

Y es hoy que el microrrelato Maléfica aparición, ha quedado finalista.

Quedará constancia, por primera vez, en el blog de Wonderland. Así que tengo doble motivo para estar contenta.

Muy bien acompañada por el ganador Ángel Saiz, uno de mis más fieles comentaristas en este blog, Mª Belen Mateos y Mei Morán


MALÉFICA APARICIÓN

Cada semana recibo la visita de mi marido, mas muerto que cuando lo conocí, que era un espectro. Su silueta es una sombra monocroma rota por algún trazo de luz que atraviesa paredes y desplaza objetos. Se comunica con psicofonías en las que no distingo si me manda besos o improperios. Me tiene harta. Su memoria celular regresa a mi por venganza desde que lo maté violentamente. Oliver, cuando pierdo el control de mis emociones, me recomienda lo mismo que mi psiquiatra, que haga como que no le veo, mientras tanto, me viste la camisa blanca con los brazos cruzados


divendres, 13 de febrer de 2015

Recaída

Me gusta ser puntual. Hoy, minutos antes de empezar la clase, he tenido tiempo de tomar café en el jardín de la escuela de escritura. Todo bien, hasta que al entrar en la sala contigua para dirigirme al aula, he sentido miedo. El suelo es como un tablero de ajedrez igual al de casa de mi abuela y me he acordado de la leyenda que de niña me contaba: “Ten cuidado de no pisar los cuadros negros que si dejas marcas se vuelven peligrosos”. Temerosa he cruzado la estancia, consciente de mi actitud grotesca, tratando de saltar por las losetas blancas. No quisiera volver a deslizarme por el túnel de la inseguridad, ni sentir ansiedad como cada vez que tengo que enfrentarme a situaciones en las que pongo a prueba mi capacidad.
De repente un vértigo me hace caer en el vacío. Todo es oscuridad. Oigo el silencio absoluto.
Tan solo recuerdo que di un traspiés.




*** ANEXO DEL DIA 14 DE FEBRERO
Acabo de ver mi relato RECAIDA, entre los mencionados en las deliberaciones del mes de enero,   de la Microbiblioteca Esteve Paluzzi, de Barberá del Vallés. 



Es posible sentirse feliz en el reconocimiento. Hoy me siento así.
Una trayectoria de día a día,  en la que haciendo lo que me gusta, con disciplina voluntaria y ocupando el tiempo que dispongo. Y.... me regala una compensación.


Publicado en el libro que edita la Biblioteca Esteve Paluzi.


Instrucciones para intentar matar a una madre nonagenaria. Hechos de deshecho

PUNTO I

Como es preceptivo, la familia se reúne con los mejores deseos de felicidad, paz y amor. Al caer la tarde, después de una opípara comida y de abundante ingestión de alcohol, suficiente para desinhibirse,  se le canta, entre risas: “si yo tuviera una escoba...”
PUNTO II

Como da pereza salir en una noche tan fría para acompañar a la vieja a su casa, se la mete en un taxi.
El taxista gustoso la llevará, cobrando el importe del trayecto y por supuesto la tasa de festivo.
¡Qué importa, si la que paga es ella!
PUNTO III

En el camino o se muere de pena, o se muere de miedo, o se muere de vergüenza recordando que ni el hijo, ni los nietos, ni nadie de su familia, han estado en condiciones de acompañarla. ¡Desgraciaos!
PUNTO IV

Después de este día, esperas un año, y si vive, la vuelves a invitar.
No hace falta verla hasta entonces. ¿Para qué?
PUNTO FINAL


Una madre que no falte, en tan acogedora familia, aunque sea de florero.
¡Manda cojones!
Por eso es mejor que cada rata se meta en su madriguera.


Sección "HECHOS DE DESHECHO" , que son las verdades que no oculto.

dijous, 5 de febrer de 2015

Desde que te fuiste

( 1ª ) Participación en el concurso "Calendario Microcuentista" Mes de enero. Foto de Christian Pereira Rogel

DESDE QUE TE FUISTE

Deslizo mis pasos por el plateado reflejo de un cielo incandescente
 y fundo mi mirada en la inmensidad del mar. 
Mi espíritu se fortalece en cada atardecer 
cuando me acerco a esa playa donde sé que reposas.



Foto de Christian Pereira Rogel (alias Roko Flanders)

dilluns, 2 de febrer de 2015

Plagio del chiste de la cuestión del tuteo





El jefe me encargó que averiguara a dónde iba Ernesto cada mañana, con tanta prisa al salir de la oficina a la hora del desayuno. Le extrañaba después no verlo en el despacho, ni en los pasillos, ni tomando café en los bares colindantes.
Tras bastantes días de pesquisas conseguí la información.

— Pues mire, Sr. Luis, aprovecha para ir a su casa y hace el amor con su mujer.

– ¡Ah bueno! eso está bien. Hacer el amor es siempre atractivo e irrefrenable, además de una sana práctica.

Me dio dos palmaditas en la espalda y me pidió que desde aquel momento lo tuteara.
Me quedé sorprendido de que se quedara tan tranquilo con la respuesta que le di y antes de salir de su despacho le pregunté:

– Y a ti Luis, lo que hace Ernesto ¿no te molesta? ¿no te importa?

–¿Y por qué había de importarme?

– Pues verás, tal como te he dicho, aprovecha para ir a tu casa y hace el amor con tu mujer.


En cuestiones de tuteo o cuando le tocan las cosas de uno, todo cambia.

A mi me enseñaron que, a quien acabamos de conocer o a las personas mayores, por respeto se les debería de hablar de usted. Y esa práctica se ha perdido. Lo vivo cada día con mi madre. Me sigue pareciendo importante tenerlo en cuenta. Las cosas no son lo mismo.

Un relato para la colección de la sección de este blog_: PLAGIO DEL CHISTE