dilluns, 17 d’agost de 2015

Plagio del chiste. El vulgo y su vulgaridad


Allá por los años veinte, el filosofo Ortega y Gasset, en su “Rebelión de las masas”, lamentó, como un signo de falta de cultura, la perdida de autoridad de los mediadores del gusto. Quedó reflejado en la siguiente frase: “Lo característico del momento es que el alma vulgar, sabiéndose vulgar, tiene el denuedo de afirmar su derecho a la vulgaridad y lo impone dondequiera.
La vulgaridad es la cara fea que olvida el buen gusto, el sentido, el acierto, la igualdad. Es una grosera espontaneidad de instintos elementales. Es absurda como querer iluminar el sol con una linterna.

Porque hay días como hoy,  que me apetece desatar la lengua, he incluido en la sección de mi blog de “El plagio del chiste”: EL VULGO Y SU VULGARIDAD


Tengo un marido zafio, al que aguanto por principios, desde hace años. Siempre ha sido un vulgar, pero sobretodo cuando bebe, que pierde el control.
Es tan grosero que si le hablas de política, lo que otros piensan se lo pasa por el culo. Así de claro. Si le hablas de relaciones, esta es una puta, aquella una lesbiana, el otro un maricón, aquel un cornudo y este un sumiso de mierda. A todos se los pasa por el culo. Si una mujer tiene un hijo siendo soltera, este pobre niño, es para él un hijo de puta, y a los dos se los pasa por el culo.
Que no se te ocurra estar deprimida que es un signo de debilidad intolerable, y se te pasará por dónde ya sabes. Es larga la retahíla de ordinarieces que salen por su boca. Es un cerdo.
Pronto va a ser nuestro aniversario. Estoy pensando en hacerle un regalo que no olvide con la misma facilidad que olvida lo que dice cuando está borracho. Beatriz, su hermana, me ha explicado que el cactus es una planta que atrae radiaciones negativas si se la coloca cerca de los ordenadores. Le voy a regalar el más grande que encuentre. A ver si surge efecto, además, me gustará ver la cara que pone cuando se lo pase por el culo.

3 comentaris:

  1. Nada mejor que el estilo y la elegancia, de eso tú sabes mucho.
    Un abrazo, Anna

    ResponElimina
  2. Si alguien aguanta a un marido así, por principios, es que es masoquista y ese tipo de hombre, que de todo tiene que decir, es impresentable, solo tiene boca y muy poco cerebro. El valiente bebido. Estás agresiva este verano, Anna

    ResponElimina
  3. Me gusta mucho esta sección del Plagio del chiste.
    Este relato que pudiera parecer vulgar por el lenguaje, o por el contenido, me ha parecido excelente en su acertada expresión y con tu vis humorística que tan acertadamente proyectas en tus letras.
    Un preámbulo erudito.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Dime lo que quieras

Nom

Correu electrònic *

Missatge *