diumenge, 30 de novembre de 2014

Con el borsalino. Historias de una foto, El baúl de mis cosas

Es una foto de plano medio corto, con gafas, sombrero borsalino y un periódico no habitual, tomada en un banco del paseo de Sitges. Mi querido Sitges. Nuestro querido Sitges.
Con la cámara hay que jugar para plasmar no solo fotos sino sensaciones,  hacer planos detalle, inclinarla, usar un lenguaje visual diferente.
En esta foto estoy muy bien acompañada. ¿Cómo?, ¿qué dices? ¿que no ves a nadie?, mira bien.

Tú estás en el reflejo del cristal recogiendo la instantánea de mi cara de ninja. Eres la niña de mis ojos. Amplíala y verás.
No le falta detalle a la foto.

dissabte, 29 de novembre de 2014

Mi vena reivindicativa. Historias de una foto. El baúl de mis cosas


Esta foto es un recuerdo que plasma mi vena reivindicativa.
Cuando era joven, trabajando en el Valle de Hebrón, formaba parte de un grupo avanzado de protesta que se nos llamaba "Las Iluminadas del Infantil", refiriéndose al pabellón de Pediatría que es dónde nosotras estábamos. Nunca milité  en ningún sindicato ni CCOO, ni SATSE, ni UGT, pero si me impliqué en luchas porque las consideraba justas.
Asambleas permanentes en el pabellón de gobierno, exposición de temas, presentación de denuncias a los abogados, reuniones sin dormir...

En la Universidad siempre estábamos de protesta, libertad de expresión para Els Joglars, con Boadella a la cabeza, correrías para no sentir la porra de los grises, manifestaciones feministas...etc.

Fuimos creciendo intentando arreglar el país luchando por las libertades y ver de nuevo en la actualidad el evidente retroceso en la democracia, en los derechos sociales, en el bienestar, ver las desigualdades... me da pena.

divendres, 28 de novembre de 2014

Artisteo. Historias de una foto. El baúl de mis cosas


Esta foto corresponde a un concurso en Barcelona. Año 1978. Había que cantar dos canciones. Una inédita y otra conocida. Me presenté con una composición mía "Hay que ver como cambia" y con Limeña que, por aquel entonces cantaba Maria Dolores Pradera.
No gané por pelos.
Conocí a un humorista popular del momento, Mariano 1'85, el de Académica Palanca o Cómicos de guardia y me lo pasé muy bien. Los concursos siempre me han motivado y por supuesto todo lo relacionado con el artisteo.
Recordar esto, me resulta agradable.

A MI GUITARRA

Silueta misteriosa,
enigmática,
seductora y atrayente.
Centro de atención.
Objetivo expuesto.
Mirada insinuante, 
pupila penetrante.
Juegos espontáneos.
Movimiento.
Caricia rasgueante.
Nota al aire,
pasión,
misterio,
sentir doliente.
Romper un molde
para quebrar
lo que no es.
Tras tu biombo
con audiencia
de intereses,
paciente.
 La melodía
 está por llegar.
En ti me fundí 
hasta liberarme.
Entoné la canción
y tu sombra,
 que tuvo vida,
quedó confinada
a ser recuerdo.
Dormitando tu mástil
de trastes,
en el trastero.
Miscelánea sin sabor,
de dudas y certeza.
Resurgir
crisálida
de la verdad.

*** Y... un atrevimiento a dos voces con Maria Dolores Pradera hoy he querido cantar, ea.
En este enlace lo puedes escuchar. Limeña a dos voces

dijous, 27 de novembre de 2014

La niña de las gafitas. Historias de una foto. El baúl de mis cosas







Era el año 1957 cuando viajamos a Barcelona para que el Dr Castanera solucionara quirúrgicamente mi ojo bizco. Tal como estaba previsto, todo fue bien. Llevé gafas temporalmente para corregir la merma de visión de mi ojo vago.
Era Semana Santa y mi padre me fotografió. Estrenaba un vestido a cuadros confeccionado por mi madre y lucía la palma, que como era tradición, la llevaríamos a la iglesia a bendecir.
Aquel día no parecía contenta.
Cuando falleció mi padre me encontré la foto en su cartera.
La conservo con cariño.
Con magia de la buena, haría cambiar mi rostro triste por otro que luciera una sonrisa.
La que él me ofrecía cada vez que me miraba.

La cita II

Viene de La cita (Clica aquí).  En agradecimiento a Beatriz Alonso Aranzábal por criticarme.

LA CITA II

"Voy a encontrarme conmigo misma, aunque no me reconozca. Esta tarde no me dejaré plantada".

Y es que cuando me miro al espejo, se me hace extraño verme como soy. Parezco mi madre. Tengo que dejar de mirar e ir más adentro, entonces me conformo.




dimecres, 26 de novembre de 2014

La cita

LA CITA
Voy a encontrarme conmigo misma para quererme como soy.
Esta tarde no me dejaré plantada.


dissabte, 22 de novembre de 2014

Plagio del chiste. A propósito del escándalo de las orgias de los curas

No es un tema que haya que tomárselo a broma, ni mucho menos, pero me apetece reír por no llorar. Lo que le faltaba a esta sociedad, para colmo de males, que saltaran a la palestra los de la sotana, esa bragueta de botones, larga, que encierra badajos locos dando el campanazo.
Siento de verdad que la iglesia esté confundida, tan confundida como siempre, pero algunos de sus acólitos, están para encerrar, si, si, para que la justicia, también la divina, caiga implacable sobre ellos.
¡Sin vergüenzas!

Estoy muy sensible con este tema porque tuve una experiencia hace unos años. Después de casarme no me quedaba embarazada y un día el cura de la parroquia, que era amigo de la familia, nos aconsejó que acudiéramos al Monasterio del Triquitriqui, que sabían cómo solucionar el asunto. Allí nos fuimos mi marido y yo.
Llamamos y nos salió un hermano fraile:
- Buenos días ¿qué desean?
- Pues mire, contestó mi marido, que no podemos tener hijos y nos han dicho que aquí, con un avemaría, mi mujer quedaría embarazada.
- No hijo, no. No es con un avemaría, es con un padre nuestro, pero está de vacaciones.
¡Gentuza!

dilluns, 17 de novembre de 2014

Los signos de una realidad



Hace días que observo fenómenos raros en mi estudio. Dejo folios con los escritos impresos encima de la mesa y cuando regreso están metidos en un cajón sin recordar que fuera yo quien los metiera. El ordenador en vez de quedar en reposo cuando no tengo actividad se apaga completamente como si no quisiera saber nada de mi. Cuando lo abro y empiezo a escribir el teclado se ha desconfigurado. La impresora lo mismo, se desconecta cuando quiero imprimir lo que acabo de crear. Para colmo, ayer dejé un paquete de folios acabado de comprar encima de mi escritorio y hoy casi no quedan. Y me consta que nadie de mi casa ha entrado en mi estudio.
Estoy extrañada.

Como hago cada día me he puesto a leer en alto el último microrrelato que he escrito para presentar en algún concurso de los que soy habitual, y por enésima vez participante, y observo con perplejidad, que el oso que me regaló mi hija se ha tapado los oídos. Por lo visto no le gusta lo que leo, tampoco a mi marido, ni a mi hijo el filólogo cuando les pido su opinión.
Creo que ha llegado el momento de reconocer que nada de lo que escribo  es de calidad. Ahora que leo y releo todo, una y mil veces, ya no me gusta ni a mi.

Siempre traté de dar un soplo de vida al cuerpo virgen del Din A4, pero si mis palabras fueron huecas y poco acertadas, debería de tirarlas a la papelera.
Ya lo dijo Hemingway. “La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor”.
Me sabe muy mal dejar morir mis pensamientos en tan oscuro abismo, pero si en la vida hay que saber renunciar para crecer, en la escritura también y yo estoy por esa labor.
Me cuestiono una vez más abandonar esta actividad y dedicar mi tiempo a otras cosas con las que tal vez tenga mas acierto.

¡Oh dios! acabo de ver a los últimos peluches que reposaban en mis estantes, abandonar la habitación cargados de folios. Ahora lo comprendo todo.

dimarts, 11 de novembre de 2014

Génesis 3:19





Pero ya nada será igual
sin tus piernas largas, sin tu culo respingón, sin tus senos, sin tu mirada de ojos verdes. Metro ochenta de mujer convertido en pavesa llevo entre mis manos, hasta la cima donde descansarás, evanescente.




dilluns, 10 de novembre de 2014

Tras la dura jornada

Xilografia de Enric C. Ricart para
The Ingenious Don Quixote of La Mancha (1933)

— Quitaos por Dios la armadura Don Quijano que debajo de ese peto oléis a perro. Asearos en el aljibe.
— ¡Ay mi fermosa Dulcinea! por faceros contenta he atravesado Castilla, desde Quintanar a Toboso, luchado contra gigantes como molinos, sentado en la albarda de mi fiel Rocinante. Vengo deslomado, sediento y afamado...

Leyendo el Quijote me doy cuenta que ha pasado el tiempo pero las cosas poco han cambiado.
Mi mujer cuando llego del taller sucio y sudado de trabajar todo el día, recoge mi mono como si estuviera apestado, no me mete a mi en la lavadora de puro milagro y me envía sin contemplaciones a la ducha.

dijous, 6 de novembre de 2014

Rutinas

Un día me di cuenta de tus silencios. No tenías nada que decir. Empezó a molestarte mi conversación
y tu silencio se hizo mío.

Un día me di cuenta de tu indiferencia. No te inmutabas por nada. Empezó a molestarte mi interés
y tu indiferencia se hizo mía.

Un día me di cuenta de tu frialdad. No la evitabas. Empezaron a molestarte mis demandas
y tu frialdad se hizo mía.

Un día me di cuenta de tu apatía. No tenias ganas de nada. Empezó a molestarte mi actividad
y tu apatía se hizo mía.

Nos pusimos al limite. 
Un día atravesamos la frontera tras la cual no hay retorno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Dime lo que quieras

Nom

Correu electrònic *

Missatge *