Psique de niño de pecho. Viernes creativo

La primera vez que lo hicimos tu deseo me extrañó.
Tu ruda caricia, la aspereza de tus manos y la succión de tu boca, me deshizo. Y esa mirada profunda y desafiante.
No reparé en tu aliento de alcohol porque su calor incendió mi pubis.
Han pasado meses y cada día regresas un poco más al mundo mental de tu pasado.
Lloras.
Siempre duermes.
Balbuceas palabras que no entiendo.
Qué extraña obsesión esconde tu pulsión sexual que te ha vuelto indefenso. Anclado en tu fijación oral.
Vas a conseguir que un día de estos te destete.



Convocado en los viernes creativos de Fernando Vicente en el Bic naranja
Fotografía de Christian Martin Weiss

Comentarios

Entradas populares